Gran final de temporada

El pasado fin de semana el CD Iplacea, el club de balonmano de Alcalá, ha tenido una intensa actividad, la participación en tres sectores nacionales, cadete masculino, casete femenino y senior femenino.

Los dos equipos cadetes, tras obtener el campeonato autonómico, buscaban el acceso a la Final Nacional, el equipo senior femenino, subcampeón autonómico, el ascenso a División de Honor Plata femenino, segunda categoría absoluta nacional.

El equipo senior femenino inició con brillantez su competición, imponiéndose a CIES Obra Civil Balonmano Chapela, representante gallego. La observación del juego de los otros dos competidores en liza auguraba una importante dificultad, como así se pudo refrendar en sendos encuentros.

En la segunda jornada CD Iplacea se enfrentaba a KH-7 Bm Granollers, que en la primera jornada había superado por la mínima a las anfitrionas de BM Rocasa. Los presagios se cumplieron, las chicas de Valenzuela y Cruz aguantaron el envite durante la primera parte, sucumbiendo en la segunda por un amplio margen.

La tercera jornada las enfrentaba a BM Rocasa, las anfitrionas, que llegaban con una victoria e intentando conseguir un abultado resultado que las permitiera finalizar la fase como mejores segundas, dado el resultado del encuentro anterior que proclamaba matemáticamente a CB KH-7  Granollers como vencedora de la fase de ascenso, y optar con ello a la posibilidad de recibir la invitación de la RFEBM para ocupar plaza de ascenso.

CD Iplacea no pudo mantener el ritmo impuesto por el equipo insular, yendo por debajo en el marcador durante todo el encuentro, castigado por los rigores de la exigente competición y el infortunio de las lesiones. Al final del encuentro el marcador reflejaba un claro 36-19 que daba los dos puntos a CB Rocasa.

CB KH-7 Granollers se proclamaba vencedor de la fase, ascendiendo a DH Plata. ¡¡Enhorabuena campeonas!!

El sector cadete femenino se disputaba paralelamente en Sevilla, concretamente en Montequinto, primer clasificado andaluz.

Iniciaban su competición las alcalaínas enfrentándose a Balonmano San Serván, representante extremeño. El conjunto de CD Iplacea controló el encuentro durante todo su desarrollo, llegando al final de os sesenta minutos con un marcador favorable que le adjudicaban los dos primeros puntos.

La segunda jornada iba a deparar un igualado encuentro ante Grupo Husa Hamdbol Mislata, el conjunto levantino de la competición. No fue hasta los últimos instantes del segundo tiempo cuando Iplacea consiguió la renta que la daría la victoria y comenzar a soñar con alcanzar el objetivo deseado.

En la tercera y definitiva jornada se iba a disputar el encuentro ante Surjet CB Montequinto Ciudad Dos Hermanas, que también llegaba al mismo con cuatro puntos acumulados en las dos jornadas anteriores, con el sumativo de goles a favor, por lo que el empate ante el conjunto complutense le daría la victoria en el torneo.

El encuentro fue una continua alternancia en el liderazgo del marcador, cualquier resultado podía ser posible. Los dos equipos estaban dando lo mejor de sí. A falta de dos minutos Iplacea se encontraba por debajo en el luminoso lo que le obligaba a sumir riesgos si quería conseguir el único resultado que le servía, la victoria.

Los riesgos en ocasionas se pagan caros, y eso mismo fue lo que sucedió. El equipo sevillano, haciendo gala de su calidad, aprovechó el riesgo asumido por Iplacea, consiguiendo finalizar el encuentro con un resultado favorable para sus intereses y proclamándose campeón del sector y obteniendo con ello la plaza que le da derecho a participar en la Fase Final Nacional.

El conjunto cadete masculino disputaba su competición como anfitrión, el Demetrio Lozano recibía a los equipos participantes, que hicieron, una vez más, del pabellón alcalaíno el centro del balonmano autonómico durante el largo fin de semana.

La primera jornada deparaba el  encuentro de inauguración ante el conjunto gallego de BM Culleredo. Los nervios del inicio de competición s dejaron notar durante los primeros compases del enfrentamiento, para una vez templados los ánimos Iplacea imponer su rápido juego y conseguir una amplia ventaja a base de fulgurantes contragolpes.

La segunda parte, con un Iplacea guardando fuerzas, la distancia fue aumentando hasta dejar el marcador, al finalizar el tiempo reglamentario en un amplio 38-19.

La segunda jornada iba a plantear un encuentro muy diferente ante CB Sant Martí Voramar, que tras sufrir la derrota ante CB Bidasoa Irún la jornada anterior, quería demostrar su valía. El resultado estuvo muy ajustado durante todo el encuentro, con un Iplacea que no encontraban la forma de aplicar su contundente contraataque a no poder recuperar balones, ante la efectividad del conjunto catalán.

Fue en los últimos minutos de la segunda parte, cuando el trepidante ritmo de juego alcalaíno consiguió agotar y acabar con las ideas de los chicos de Sant Martí y conseguir abrir brecha en el marcador, consiguiendo adjudicarse  los dos puntos en juego por el tanteador de 31-26.

Se llegaba a la tercera jornada en la mañana del domingo, con dos equipos que se iban a disputar el campeonato igualados a puntos y con Iplacea con el sumativo de goles a favor, el empate le servía para acceder a la Fase Final Nacional.

Muy nervioso inicio la confrontación el conjunto complutense obligando a su técnico a solicitar tiempo muerto a los diez minutos ante la falta de rigor defensivo y efectividad ofensiva, a pesar de lo cual no consiguió modificar la situación llegándose al minuto veinte con el conjunto alcalaíno cediendo por ocho tantos en el marcador, lo que obligo a solicitar un segundo tiempo de reflexión.

Parece que los consejos técnicos surtieron efecto puesto que a partir de ese momento la maquinaría alcalaína comenzó a funcionar con extremada precisión, fruto de lo cual se finalizaron los primeros treinta minutos habiendo recuperado tres goles y finalizando con un 15-20 en el marcador.

Le segunda pare comenzó siguiendo el mismo guión, con un Iplacea muy intenso que veía como sus esfuerzos eran recompensados con un paulatino acercamiento a los guarismos de su oponente, un Bidasoa que iba aumentando en nerviosismo al ver el ímpetu del conjunto complutense.

Con esta línea se llegaba al minuto veinticinco del segundo periodo en el que los alcalaínos conseguían igualar el encuentro y ponerse por delante, lo que obligo al técnico irundense a solicitar un tiempo muerto intentando aclarar las ideas de sus pupilos.

Los últimos cinco minutos fueron de infarto, con un rápido intercambio de goles y errores por ambas partes que no terminaban de definir el resultado.

La fortuna estuvo esquiva al conjunto alcalaíno, que veía como sus acciones no encontraban el premio a su esfuerzo, buen juego y acertado criterio, permitiendo que el conjunto de CB Bidasoa se impusiera y con ello llevarse el torneo y la plaza para la Fase Final Nacional.

Sacando conclusiones de las experiencias vividas podemos decir que los resultados numéricos nos han sido esquivos, pero los resultados deportivos, en cuento a consecución de objetivos buscados, se han cumplido con creces. La progresión de los jugadores en cuanto a su formación deportiva y el carácter demostrado en competición han sido de una altísima calidad.





Dar la enhorabuena a jugadores, técnicos y aficionados por el magnífico fin de semana vivido.

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.