Mientras duró la gasolina

Segunda jornada, en formato burbuja a doble encuentro, para el equipo de segunda nacional masculina.

La sensación es que, según transcurría el encuentro las fuerzas nos abandonaban. Comenzamos muy bien, desarrollando el mejor juego de la temporada con una sólida defensa en 6:0, rápidos contraataques y un estructurado y eficaz ataque.

Fruto de ello una diferencia máxima de 8 goles a nuestro favor, que se redujo a 3, al llegar al descanso por errores propios, generados por el cansancio al no poder rotar prácticamente, debido a la escasísima plantilla con la que pudimos contar.

El segundo periodo, siguió con la misma tónica, acumulando cansancio y, por tanto, mayor dificultad en la toma de decisiones. Muestra de ello las numerosas exclusiones que recibimos, aspecto que debemos mejorar, en general, no sólo por una mejora física, sino también por una mejora técnica en los contactos defensivos.

Los visitantes lograron ponerse por delante en el marcador, a falta de 5 minutos, pero supimos gestionar el final y sumar la primera victoria de la temporada ante un rival directo en la tabla clasificatoria.

CD IPLACEA 33 (18+15). Juanlu y David (P); Álvaro (2), Luis (1), Íñigo (7), Montilla (6), Acebrón (4), Rafa (12), Izan (1) y Pedro.

IPLACEA 23-MÓSTOLES 29 (12-15)

Si el día anterior, llegamos con muchas dificultades ante la falta de posibilidades en las rotaciones, en este encuentro los problemas se agudizaron. A la lesión de Montilla, que había cuajado un buen partido ante Alcobendas, se unían las ya existentes de Sergio, Nico y Román.

Circunstancias unidas a la imposibilidad de subir jugadores del equipo territorial por las burbujas, norma que cumplimos de forma estricta para garantizar la salud en general.

En todo momento fuimos a remolque en el tanteador, viendo como en el descanso, aunque tuviéramos una diferencia salvable en otras condiciones, sería misión imposible remontar, no teniendo opciones para mantener un ritmo intenso.

Los porcentajes de lanzamiento estuvieron por debajo de lo habitual y no pudimos utilizar el contraataque como medio de lograr goles fáciles.

CD IPLACEA: 23 (12+11). David y Juanlu (P); Álvaro (3), Luis (2), José Ignacio (1), Acebrón (3), Rafa (6), Pedro (2), Íñigo (2) e Izan (4).

CB MÓSTOLES: 29

No nos encontramos en un buen momento, después de un primer cuatrimestre donde los jugadores habían trabajado muy bien, aspecto muy necesario para un grupo joven y en construcción, nos encontramos con malas condiciones para los entrenamientos, tanto estructurales como personales.

Ahora toca remangarse, coger de nuevo una buena dinámica de entrenamientos, recuperar lesionados y seguir progresando para divertirse, tratando de lograr el objetivo deportivo de la permanencia que sería un éxito.