Cada detalle cuenta

Los juveniles volvieron a la carga, donde pudieron disfrutar de dos enfrentamientos en el transcurso del fin de semana. En la tarde del sábado se enfrentaron a CB Ikasa, en el Pabellón Demetrio Lozano, y el domingo recibieron la visita del Base Villaverde, pudiendo disfrutar de un ajustado partido.

El partido ante Ikasa comenzó con muchos errores no forzados y precipitaciones. El gran juego del conjunto rival hizo mostrar una gran diferencia en el marcador desde los primeros minutos de juego, situación que llevó a los complutenses a remar contracorriente lo que restaba de juego, sin lograr obtener muestras de mejoría.

Sin tiempo para lamentarse, a pesar de salir derrotados, tocaba pensar en el siguiente partido, el cual se disputaría en unas horas, tras la finalización del encuentro ante el combinado de Carabanchel.

Llevando la iniciativa en los primeros 40 minutos, con una férrea defensa, pero con muchos errores de lanzamiento, unos instantes de desconcentración hicieron al equipo rival lograr ajustar el marcador, situación que lograron solventar los complutenses de inmediato, despidiendo la semana con dos nuevos puntos en el casillero.

En definitiva, dos encuentros, con muchos cambios de jugadores y de posiciones en el campo, que dejan clara la necesidad de seguir progresando y trabajando día a día.

CD Iplacea- Bm Ikasa 19-41 (8-20)

CD Iplacea- Base Villaverde 24-20 (15-10)