No fallar lo sencillo

Primer encuentro en casa, en la presente temporada, ante nuestros aficionados.

El comienzo fue igualado, los visitantes se basaban en una férrea defensa en 6:0 con poca profundidad, ayudados por su portero que cuajó un excelente encuentro.

Los complutenses tuvimos problemas para controlar el juego interior con el pivote cubano del equipo melillense, pese a ello, adquirimos una ligera ventaja (9-7), gracias también, a la buena actuación de Chopo en la portería.

Al ecuador se llegó con una mínima desventaja fruto de no aprovechar nuestras situaciones de ventaja en el juego, y principalmente por no aprovechar las contras, ante un equipo que nos dió muchas opciones con su balance defensivo.

En la reanudación salimos despistados y nos costó una amplia desventaja en el marcador (13-19) en el minuto 40. Tras un tiempo muerto, cambiamos el plan y mediante una defensa abierta en 3:3, logramos reducir las diferencias, pero las imprecisiones en los pases y lanzamientos no nos dejaron el tiempo suficiente para culminar la remontada.

Destacar la actuación de Anreus, que aportó, de nuevo 9 goles, siendo hasta el momento el máximo goleador de la categoría, y la actuación  en general del equipo, que pese a realizar acciones propias de la inexperiencia de la juventud, está trabajando muy bien, y a buen seguro, tendrá su premio.

CD Iplacea 27 (12+15).

Chopo y Miño (P); Mario (1), Sergio (5), Willi (4), Pozu, Guille (1), Iñigo, Luis, Izan, Anreus (9), Ismael (4), Crespo (3), Montilla, Álvaro y Nico. 

CB Melilla: 28 (13+15)