Insuficiencia defensiva

Parecía una jornada propicia para empezar a puntuar en el campeonato, pero la insuficiencia defensiva lo evitó.

Recibir casi una veintena de goles en el primer periodo es jugar con pocos números a la lotería.

Comenzamos con una defensa 6:0 que fue totalmente superada por el ataque visitante, que encontraba todas las facilidades, ante la inocente falta de contacto en las acciones individuales.

Una defensa más abierta palió, relativamente, la vía de agua, sin lograr parar a Ortega, autor de 12 goles, que nos machacó sin necesidad de cambiar un solo argumento en todo el encuentro.

Tras el descanso, el ajuste defensivo, unido a la buena actuación del juvenil Miño en la portería, con un 35% de acierto, provocó un empate momentáneo en el marcador.

Pero, pese a estar realizando un aparente buen juego de ataque, este se tornó individualista y con poco reparto de acciones entre todos los puestos específicos. Algunos porcentajes de lanzamientos y acciones del juego, siguen siendo pobres para lo que requiere la categoría.

No hay que criticar, pero si apoyar . No hay que desesperar, pero si confiar en los jóvenes, en los compañeros y tratar de hacer crecer al equipo individual y colectívamente.

Hay jugadores jóvenes con mucho potencial, que deben sentirse apoyados por los compañeros para poder competir. Hacer lo contrario es no pensar en el grupo y tener una perspectiva alejada de la filosofía del club.

Destacar a Nicolás Beltrán, jugador canterano, que debutó en la liga, logrando anotar un bonito gol.

CD IPLACEA. 28 (15+13).

Chopo y Miño (P); Pozu, Sergio (4), Willi (5), Hernández, Guille, Íñigo, Luis, Monti, Korchi (6), Acebrón (1), Alex (6), Crespo (5) y Nico (1).

CB SS REYES: 32 (19+13)