POBRE JUEGO

Primer encuentro de la temporada 19/20 en la 1ª nacional masculina.

Desplazamiento kilométrico y agotador hasta tierras malagueñas para realizar un pobre juego, viéndose superado por las ganas de un recién ascendido, que utilizó sus armas y desarrolló el guión que le interesó.

Queda mucho trabajo por delante para paliar los déficit mostrados el año anterior e ir compensando la salida de jugadores que tuvieron muchos minutos, en especial, nuestro cañonero, Alberto Díaz, al cual deseamos la mayor de las suertes en la División de Honor.

Sólo respetamos lo entrenado durante los primeros diez minutos, y tras un cambio defensivo  local a 5:1, que hizo que lo trabajado durante los últimos meses se nos olvidara.

Defensívamente intentamos todas las variables trabajadas, pero cuando falla el trabajo individual, la sistemática es secundaria.

Esto acaba de empezar, y pese al mal encuentro tenemos detalles para la esperanza: mayor calidad del entrenamiento, rebosante juventud, plantilla canterana en su mayoría y la ilusión de los jugadores de los equipos de base en formar parte del equipo más representativo de su club.

Ilusionante proyecto, donde los jóvenes tienen el campo abierto para tirar la puerta y formar parte de él, viendo las ganas y progresión de los jugadores, a muy corto plazo, seguro veremos muchos de ellos jugando muchos minutos.

CB MÁLAGA: 30 (15+15)

CD Iplacea: 23 (11+12)

Chopo y Miño (P); Pozu, Díaz, Guille, Willi (2), Garín (1), Iñigo, Isma (8), Monti (1), Alex (9), Santi y Crespo (2).

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.