El balonmano alcalaíno mundialista

El balonmano alcalaíno sigue dándonos alegrías.
Cuatro son los deportistas formados en los equipos de base de CD Iplacea que en estas fechas están representando a nuestro balonmano en las diferentes escuadras de los combinados nacionales.


Dos a dos se reparten en las modalidades, pista y playa, del que en la actualidad es el deporte que representa a la ciudad en la categoría más elevada a nivel nacional.
Mamadou Diocou está teniendo una destacada actuación en el Mundial Junior que en estas fechas se está disputando en Pontevedra.


A pesar de ser aún juvenil ha sido convocado por el seleccionador nacional junior, Isidoro Martínez, dada su contrastada calidad, llegando a ser elegido mejor jugador del encuentro en el disputado ante EEUU.
Hace pocas fechas ha renovado su contrato con el FC Barcelona por dos años y en la próxima temporada le veremos convocado con frecuencia con el primer equipo.
También será convocado por Alberto Suarez, seleccionador juvenil, en el que es su combinado natural, para disputar a finales de julio el mundial de la categoría que se celebrará en Macedonia.
Allí se encontrará con el otro alcalaíno convocado, Alberto Díaz que, tras una excelente temporada con CD Iplacea en 1ª Nacional, ha conseguido llamar la atención de los técnicos nacionales y estar entre los elegidos de su categoría.


En estos momentos está disfrutando de unos días de descanso tras la fase preparatoria disputada en Guadalajara la pasada semana, en la que el conjunto nacional disputó dos encuentros ante la correosa selección húngara, a la que venció en las dos ocasiones.
También contamos con representación en los “Hispanos de la Arena”
Durante la primera quincena de julio se disputó el Campeonato de Europa de esta modalidad en Stare Jablonki (Polonia).
En el conjunto liderado por Jaime Osborne, seleccionador nacional que también militó en el balonmano alcalaíno, milita Julio Sierra, vecino del barrio del Chorrillo, que es conocido en el mundillo del balonmano playa como el “Rey de los 720 grados”, dado que consigue anotar tras realizar dos giros completos en el aire. En esta modalidad los goles espectaculares tienen doble valor.


El conjunto nacional se vio apeado de la lucha por las medallas, y se veía las caras con Suecia con el objetivo de asegurar la novena plaza. España, tras un encuentro muy igualado que se tenía que decidir en el shoot-out (21:20 / 24:28 / 4:2), lograba el triunfo ante el combinado escandinavo.
Por su parte Mónica Cámara, también vecina del Chorrillo, ha estado seleccionada con el combinado nacional. En esta ocasión las lesiones la han respetado y ha conseguido realizar una meritoria participación. En la pasada edición una importante lesión de rodilla producida en la fase preparatoria previa a la participación en el mundial la hizo pasar por el quirófano.


El conjunto de playa femenino se jugaba su clasificación para el Campeonato del Mundo 2020 ante la siempre complicada Noruega. A pesar de la dificultad del partido, las Guerreras de la Arena volvían a mostrar un gran nivel de juego, derrotando en el shoot-out, y con remontada incluida, a una selección habitual en la lucha por las medallas (20:12 / 24:25 / 4:5). De este modo, la selección española cierra un Campeonato de Europa sobresaliente, en el que tan sólo su única derrota ante Hungría le privó de pelear por los metales.
El quinto puesto obtenido les facilita el pasaporte para el próximo mundial en el que esperemos ver de nuevo a Mónica.
El balonmano alcalaíno goza de buena salud. No solo es el deporte más representativo de la ciudad a nivel nacional, también aporta jugadores en nuestra representación internacional.