TRABAJO DE EQUIPO

Victoria inapelable conseguida ante el conjunto de Villaviciosa, que hasta esta jornada nos igualaba en la clasificación y que en la primera vuelta logró un empate en su visita a Alcalá.
El equipo está empezando a entender que la base del éxito se sustenta en la solidez defensiva, que los partidos los desnivelan los goles fáciles, principalmente a la contra, y que el mejor ataque es el que se elabora con continuidad pero con decisión.
Por primera vez en mucho tiempo, el grupo recibe goles con mucha dificultad, gracias a la solidez defensiva y el consiguiente aumento de prestaciones en la portería.
Por fin, logramos utilizar las contras como un arma sencilla y eficaz que percute y desmoraliza al contrario, y elaborar un inteligente ataque ante las defensas individuales que habitualmente recibimos en la primera línea.
Otro dato del que debemos estar satisfechos es la participación de todos los componentes de la plantilla con muchos minutos, pese a no obviar, la diferencia de nivel competitivo que tienen, pero que con trabajo y compañerismo tratamos de igualar.
Destacar el trabajo de equipo en general y los pocos goles recibidos en particular. Un dato concreto, aunque depende de las circunstancias en muchas ocasiones su interpretación, es que respecto al partido de ida recibimos justo la mitad de los goles. Sin duda un buen dato.
Animar a los chicos a seguir esforzándose para aprender y competir un poco más cada día.
CB VILLAVICIOSA: 15 (7+8)
IPLACEA: 28 (14+14)
Sergio y Miño (P); Ismael (7), Álvaro (5), Guille (7), Izan (3), Dani, Jorge, Félix, Tito (4), Aarón (1) y Darío (1).