EL ÁRBOL DEBE DEJARNOS VER EL BOSQUE

Dada la trayectoria en el campeonato y el resultado del partido de hoy, una lectura común podría ser, naturalmente, poco positiva. Si hacemos un relato periodístico del encuentro, volveríamos a los tópicos que inundan las crónicas deportivas. Es decir; fragilidad defensiva, especialmente por el lado visitante, numerosos fallos en situaciones fáciles, poca continuidad ofensiva y poca aportación en la portería. Nada nuevo por otro lado.

cadetes_sanse
Los chicos cadetes continuan con su formación, que seguro va a dar sus frutos en el futuro

Si analizamos el encuentro dentro de la evolución del equipo en su formación, las lecturas pueden ser múltiples.

En primer lugar, se podría pensar que los encuentros se pierden en defensa, apreciación evidente, y que algunas estructuras defensivas empleadas (3:3 ó individual) son sistemas abocados al fracaso en estas edades. Seguramente ideas que comparten parte del público que asiste a los partidos e incluso parte de los jugadores.

Es posible, que utilizando defensas más cerradas el resultado inmediato “puede ser aparentemente  mejor”. Pero, considerando eso como cierto, ¿también es lo más adecuado para la formación de los jugadores?

Desplazarse y percibir en espacios amplios, maximizar todas las habilidades motrices trabajadas, disociar móviles e intenciones ofensivas, trabajar la anticipación perceptiva y la  atención  selectiva, crear el concepto de colaboración y comunicación y lo más importante, dotar de intenciones y de iniciativa a los jugadores. Son factores creo yo a tener en cuenta.

Las prisas no suelen ser buenas consejeras, y a veces, hay que dar un paso atrás para seguir adelante.

Asumamos que hay cosas que no hemos adquirido y que es fundamental tenerlas para seguir aprendiendo.

El objetivo no es ganar a cualquier precio; ajustando sistemas, escondiendo jugadores con carencias, etc. Es como si aprobara una formación a base de copiar en los exámenes. ¿Al final quién se engaña?

¿No será mejor para el futuro enseñarles acorde a su nivel? Lo que en el argot educativo es enseñar por el grado de competencia curricular.

Si tenemos una visión cortoplacista de la formación y queremos sacar réditos de donde no hay capital, seguiremos por un camino iniciado hace varias temporadas y que tampoco creo ha dado una cosecha demasiado abundante.

Desde aquí, doy la enhorabuena a técnicos como Juan Carlos Zapardiel que utilizan esta filosofía de juego, tratando que “el árbol también deje ver el bosque”.

Todo esto pudiera ser pura “poesía”, observaciones racionales de idealistas de otra época.

Pero si tratamos de enfocarlo de un modo empírico, recuerdo una conversación que mantuve con nuestros queridos Rafa Guijosa (entrenador del León, equipo  revelación de la liga ASOBAL) y Javi Valenzuela (excelente y entretenido  comentarista de balonmano de movistar TV) a los cuales animo a seguir en estas exitosas  facetas profesionales. La charla fue de un personaje (profesor del curso nacional de entrenadores por aquel entonces) que principalmente  veía el balonmano desde un aspecto cuantitativo. Si el partido de hoy lo vemos de esta forma nos sorprendería.

En el minuto 20,  la defensa era un 3:2:1 el resultado era 13-7 (-6), y con la sensación de seguir con la misma dinámica. Aplicando, y no de una forma correcta, las defensas correspondientes, en nuestra programación a la etapa infantil, (3:3 e individual) el resultado en los siguientes 40 minutos es de  30- 25 (-5),  (15 goles aproximadamente cada parcial de 20 minutos) y la diferencia en contra menor (-6 y -5) en el doble de minutos y con mayor rotación de jugadores que el rival.

¿Teníamos esa percepción en el partido? ¿Nos fijamos en cómo pudimos desarrollar el contraataque con estas defensas? ¿Valoramos la diferencia intencional de nuestros jugadores independientemente del éxito? ¿Coincidió toda esta dinámica con una mayor fluidez y continuidad en ataque? Seguramente la respuesta de Francis Montilla, excepcional miembro del equipo técnico y persona  muy implicada en la formación de los jóvenes, sería afirmativa, y eso que él, es el encargado (con una labor tecnológica muy profesional) de cuantificar todos estos datos.

Independientemente de los datos quedan las ideas. Las nuestras, por encima de todo, deben ser dotar de intenciones, actitudes y herramientas adecuadas para el aprendizaje de nuestros chicos. Mientras que estos factores no estén asentados lo demás es secundario.

Destacar el debut, en el equipo A, del jugador de nuestra localidad vecina de Daganzo, Álvaro Contonente. La intensidad mostrada por Guille Crespo y el rol polifacético de Montilla, autor de 6 goles.

¡Ánimo y esfuerzo a los chicos, y paciencia para todos!

CD IPLACEA 32. Sergio y Montilla (6); Darío, Diego, Steven (1), Mateos (2), Álvaro Contonente (1), Ismael (5), Jorge (3), Guille (8), Izan, Félix (1) y Álvaro Hdez (5).

Resultados de esta jornada

LOCAL VISITANTE RESULTADO
CB LEGANES MARAVILLAS 18-26 **
CB PARLA CONCEPCION 28-28 **
AD BALONMANO VILLAVICIOSA DE ODON ACADEMIA BM ALCOBENDAS
BM SANSE CD IPLACEA 43-32 **
BMC CORAZONISTAS 36-20 **
BM BASE VILLAVERDE SAFA 27-29 **

** Resultado pendiente de verificación

Clasificación tras Jornada numero 6

EQUIPO PJ PG PE PP GF GC PUNTOS DIF.
1 ACADEMIA BM ALCOBENDAS 5 5 0 0 138 107 10 31
2 SAFA 6 5 0 1 155 130 10 25
3 BMC 5 4 0 1 161 132 8 29
4 CB PARLA 6 3 2 1 191 162 8 29
5 BM SANSE 6 3 2 1 206 198 8 8
6 MARAVILLAS 6 3 1 2 162 147 7 15
7 CB LEGANES 6 3 0 3 162 159 6 3
8 BM BASE VILLAVERDE 6 2 0 4 188 172 4 16
9 AD BALONMANO VILLAVICIOSA DE ODON 5 1 2 2 121 147 4 -26
10 CONCEPCION 6 0 1 5 188 219 1 -31
11 CD IPLACEA 5 0 1 4 124 171 1 -47
12 CORAZONISTAS 6 0 1 5 137 189 1 -52