MÁS SOL QUE NUBES

A pesar de que el resultado pueda dar lugar a pensar que el partido fue un desastre, si lo analizamos por partes podemos obtener unas conclusiones positivas del rendimiento de nuestros chicos, podemos ver más sol que nubes.
El partido disputado el pasado sábado en el Pabellón Demetrio Lozano de Alcalá congregó a un buen número de aficionados, espectadores que se mantuvieron tras el partido anterior del otro equipo cadete, la numerosa afición carabancheleña y la también numerosa de nuestro equipo, la cual estuvo animando, como siempre, a todos los jugadores.
El partido suponía un examen interno para nuestros chicos después del fiasco del partido anterior. Nos enfrentábamos al líder de la categoría, compuesto por un numeroso grupo de jugadores con gran envergadura, peso y excelente calidad, y que en un primer momento intimidó a los nuestros.
Si dividimos el partido en fases podríamos decir que en la primera nos vimos superados por la rapidez de los visitantes, no atacamos bien su defensa 6 – 0 buscando pases imposibles para nuestros pivotes, y en defensa no se bajaba todo lo rápido que exigía el contrario, siendo superados en contras de forma continua. En defensa formada tampoco fuimos capaces de realizar cambios, y el equipo de Carabanchel siempre encontraba jugadores desmarcados, que anotaban cómodamente.
En una segunda fase de este primer tiempo y con el cambio de defensa a un 3 – 3 se igualaron las cosas llegando a anotar un similar número de goles cada bando. La buena actuación desde la portería suponía un plus de animación para los nuestros, que sin tener en cuenta el marcador realizaron unos minutos magníficos tuteando al líder. De igual forma sucedió al inicio de la segunda parte, se veía portería y se luchaba en defensa con lo cual la diferencia no aumentaba. Una última fase, durante los últimos minutos, en la cual hubo un bajón físico de los nuestros y la falta de concentración hizo que se encajara un parcial de 10 – 1 llegando al definitivo 19-43.
Más luces que sombras debemos apreciar y concienciar a los nuestros de que hay que competir durante todos los minutos y desde el inicio.
Es importante tomar la idea de grupo, todos defendemos, todos atacamos, todos marcamos y todos fallamos. No debemos fijarnos en el número de goles de cada uno ya que tampoco nos fijamos en el número de errores, todos marcamos y todos fallamos.
También es importante la asistencia a los entrenamientos, no sólo se mejora la técnica individual y la condición física, también es donde se adquieren los conceptos tácticos que los entrenadores transmiten y donde se trabajan las variaciones de posiciones, jugadas a realizar, la compenetración colectiva, etc. Los entrenadores son los que saben y dirigen y buscan lo mejor para cada uno y para el equipo.
En el próximo partido hay que seguir mejorando y compitiendo para deleitarnos de nuevo.
IPLACEA-DAGANZO: 19
Adrián González, Alejandro Romero, Álvaro Ortega, Álvaro Vicente, Raúl Díaz, Diego Seijo, Aarón González, Francisco Chacón, Daniel Aguado, Iván Bertolo, Ángel Gómez y Jaime Tome.
BM IKASA Carabanchel 43

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone

Responde